Saltar al contenido
Mundo Whiskey

Whiskey Americano o Bourbon

American Whiskey

Uno de los whiskies más consumidos a nivel mundial y más querido por los fanáticos es el whiskey americano, también conocido como whiskey bourbon. Popular por ser el único, además del whiskey irlandés, que lleva el nombre de whiskey con ´e´ antes de la ´y´ en lugar de whisky. Además, ampliamente caracterizado por el nivel de alcohol, alto en comparación a otros, que puede llegar a alcanzar hasta el 80% de la bebida.

Según la ley nacional, debe ser elaborado a base de maíz, con una concentración del mismo superior al 51%. Por lo general, se utiliza un 70% aunque algunas destilerías llegan a utilizar 80-85% en la mezcla. Se pueden agregar otros ingredientes como trigo, centeno o cebada malteada.

El grandioso whiskey Bourbon es fabricado en América, Estados Unidos y a ello se debe en gran parte de su existencia. Son tantas las cosas que te podemos decir de este tipo de whiskey que hemos decidido, crear un post dedicado únicamente al whiskey Bourbon. Si tú eres un fanático de él y quieres saber todos los detalles de su elaboración, sigue leyendo.

Image by skeeze from Pixabay

Tipos de Whiskey Americanos

Podemos encontrar diferentes tipos de Bourbon en el mercado. Entre ellos podemos contar con los siguientes:

Bourbon

Este tipo de whiskey tiene un mínimo de 51% de maíz y se debe destilar y añejar en Kentucky para que la denominación Bourbon aparezca en la etiqueta. Pero lo extraño es que no tiene una Denominación de Origen, ya que legalmente se puede producir bourbon en el resto del territorio estadounidense.

Rye

Este tipo de whiskey tiene como característica principal, que debe contener un mínimo de 51% de CENTENO, no maíz, como el Bourbon.

Image by Hans Braxmeier from Pixabay

Corn

Este tipo de whiskey, tiene como característica que debe contener un mínimo de 80% de MAIZ.

Historia del Whiskey Americano

El whiskey americano es otro tipo de whiskey con historia bastante compleja, pues la misma se remonta al siglo XVIII y tiene diferentes versiones.

Aun así, la que más parece concordar con los hechos inicia a finales del siglo XVIII, cuando Gran Bretaña detuvo los acuerdos comerciales entre los Estados Unidos y el Caribe. El segundo, encargado de suministrar las grandes cantidades de ron que entre las colonias conformantes consumían. Justo en el momento en el que ambas versiones de whiskies más conocidas de la época, whisky escoces y whiskey irlandés, empiezan a distribuirse por el mundo.

Al poco tiempo de iniciar las importaciones, los Estados Unidos empiezan a recibir mayor cantidad de inmigrantes europeos conocedores del proceso de destilación que caracterizaba tanto al whisky escoces como al whiskey irlandés. Esto solo podía significar una ventaja para los estadounidenses amantes del licor.

Ante los altos costos que representaban los sustitutos del ron, muchos empezaron a buscar una alternativa lo suficientemente buena, proceso en el que muchos de los inmigrantes fueron parte. Pero, a falta de centeno o cebada y exceso de maíz definitivamente la única opción sería crear un whiskey a base de este peculiar grano amarillo.

Este tipo de whiskey americano se producía en los Estados Unidos, por lo que se hizo popular de forma rápida, y la producción fue creciendo cada vez más. Sin embargo, llegó un estancamiento para los productores, en 1897 el Gobierno de los Estados Unidos implementó un impuesto especial para los productores de whiskey fuera de Tennessee y Kentucky.

Problema que también tuvo solución, la gran parte de los productores decidieron trasladarse a los dos estados del país que estaría libres de impuesto. Esta decisión produjo que la región Bourbon County en Kentucky fuese la que más whiskey americano producía en todos los Estados Unidos. En honor a ello, el whiskey americano dejó de ser tan conocido por su nombre original y los consumidores empezaron a llamarlo “Bourbon”.

Con el tiempo los vendedores notaron que el simple distintivo “Bourbon” hacía que más personas comprarán, por lo que añadieron el nombre al licor. En el año 1920 el Gobierno de los Estados Unidos impuso una prohibición del whiskey Bourbon. Decisión de detuvo todas las producciones del país y ralentizó a gran escala la popularidad que el whiskey Bourbon pudo haber logrado en su momento. Al tiempo se crearon algunas variedades de whiskey Bourbon y la prohibición terminó, pero la producción no volvió a ser la misma.

Proceso de elaboración del Whiskey Americano

Si bien en la actualidad el whiskey americano tenga algunas exigencias fuertes, en sus inicios fue una creación bastante simple de whiskey de maíz artesanal que incluso en la actualidad muchos la hacen en casa.

La elaboración dependerá mucho de qué tipo de whiskey americano hablemos, ya que en la actualidad existen muchos tipos y cada uno cuenta con un proceso distinto. Aun así ningún tipo de whiskey americano sobrepasa el 80% de alcohol y deben envejecer en barriles nuevos de roble carbonizados. A excepción del corn whiskey que no debe ser añejado, pero en caso de hacerlo, se usan barriles de roble nuevos o usados.

En el caso del whiskey bourbon, debe ser elaborado con una mezcla mínima de 51% de maíz, aunque por lo general las fábricas usan un 75%, y el resto en cualquier otro tipo de grano.

Dicha mezcla debe ser procesada con grandes cantidades de agua caliente para el inicio de la germinación y extracción de azúcares naturales. Luego, los granos deben secarse para pasar a la cocción de cada uno en su debido momento y a diferentes temperaturas.

Al terminar la cocción los elementos sólidos y los líquidos son separados, el primero será utilizado durante la germinación de otro whiskey bourbon y el segundo al proceso de fermentación. Al terminar la fermentación el líquido debe destilarse al menos dos veces para añejar en un barril de madera de roble. Por lo general de madera de roble nueva o tostada, para evitar agregar otro sabor a la mezcla.

El envejecimiento del corn Whiskey suele ser de algunos meses. Si el envejecimiento de estos tipos de whiskies alcanza los dos años o más, se le designa el calificativo “straight”, como por ejemplo straight rye Whiskey. Los Whiskeys estadounidenses mezclados combinan los “straight whiskey” con whiskies no añejados, además de sabores y colores.

No definido por la ley pero muy importante en el mercado es el Tennessee whiskey, siendo Jack Daniel’s la marca más conocida. El método de destilación es idéntico al del bourbon en prácticamente todo. Aunque la diferencia más notable es que el Tennessee whiskey es filtrado en carbón de arce sacarino, dándole un sabor y aroma únicos.

La fermentación del whiskey bourbon suele durar por lo menos 5 años, pero en el caso de uno con menos de 4 años de fermentación final la botella indicará el tiempo exacto de añejamiento al que se sometió.

Marcas reconocidas de Whiskey Americano

En cuanto a las marcas reconocidas de whiskies americanos, hay mucha variedad, y ¿Cómo no? Si hablamos del whiskey americano en su propia tierra. Entre las marcas reconocidas más importantes encontramos: